Comodoro Rivadavia - Chubut Argentina
"Capital del Viento"

Ecología

En Santa Cruz quieren sacar al Guanaco de la lista de especies protegidas

 


  • Video: «El Guanaco». ( 00:35)
  • Créditos: Publicado por GonBal.

    El guanaco (del quechua wanaku), denominación científica Lama guanicoe, es un animal silvestre, elegante, de huesos finos, con una altura aproximada de 1,60 metros y cerca de 91 kilogramos de peso. Al igual que la llama, (camélido doméstico que desciende del guanaco) el guanaco está revestido por un pelaje doble y grueso que lo protege, que es incluso más escaso que el de la alpaca. Su altura a la cruz es de 10 a 12 dm y, si se incluye la cabeza, entre 15 y 16 dm. Su peso es típicamente el doble que el de las vicuñas, alrededor de los 100 kg, pero puede alcanzar hasta los 140 kg. Su pelaje es más largo que el de la vicuña pero más corto respecto del de la alpaca; es también de excelente calidad y de color rojizo en los guanacos sureños del Perú. El diámetro de la fibra oscila entre 16 y 18 micrómetros, y es muy liviana porque, a diferencia de la lana de oveja y a semejanza con la vicuña, es hueca. Una característica de los guanacos es que tienen la cabeza oscura y la parte ventral y las patas de color más blanquecina. El guanaco norteño es el antecesor de la llama. En América del Sur, se le puede encontrar fácilmente en Argentina, Bolivia, Chile y Paraguay En Argentina la distribución de guanacos es muy amplia ya que posee el 95% de la población mundial de esta especie, encontrándose desde la Puna hasta la Patagonia, y goza de protección en varias reservas naturales, como por ejemplo en el Parque Nacional Torres del Paine (Chile) y Salinas y Aguada Blanca (Perú). En el Perú, el guanaco es una especie seriamente amenazada de extinción, pese a lo cual se le caza por deporte, debido a que este estatus de peligro no es conocido por la opinión pública. Al igual que la vicuña, la alpaca y la llama, este animal tiene su origen en los Andes. Hay zonas de los Andes en que los guanacos están considerados una especie en peligro, dado que son cazados por su carne, piel y lanas. En la Argentina es considerado una especie silvestre y, como tal, goza de cierta protección. Se hace esquila viva del guanaco para aprovechar su fibra. El promedio de vida del animal es de 20 a 25 años. Cuando los europeos llegaron a Sudamérica, estimaron su cantidad en 500.000. El guanaco puede correr a unos 50 km/h. La velocidad es importante para su supervivencia, debido a que en los lugares abiertos donde viven no hay donde esconderse fácilmente. Su principal depredador es el puma. Al menos en la Patagonia chilena, a las crías se les llama "chulengos". (Créditos:http://es.wikipedia.org). Imágenes obtenidas en la meseta la «Tumba de Patoruzú». Octubre 2008.

    Estas imágenes son meramente ilustrativas para esta nota.

  • http://es.youtube.com/watch?v=mYs06goCGDQ

  • "Guanaco" (Lama guanicoe), del quechua wanaku o "Luan" en lengua mapudungún hablada por la etnia Mapuche, es uno de los cuatro camélidos que viven en Sudamérica, abarcando ambientes áridos y semiáridos desde el nivel del mar hasta los 4.500 mt. de altitud.
     


    Historia

    En Sudamérica, desde la colonización europea, el número de guanacos se redujo de 30-50 millones a 600.000 ejemplares.

    Hace unos 8.000 años atrás, el guanaco se transformó para las poblaciones aborígenes que habitaron el territorio de la Patagonia (Selk'nam, Tehuelches y otras), en el recurso básico para su subsistencia ya que los proveyó de alimento, vestimenta y vivienda.

    Antes de la introducción de la oveja en Patagonia vivían libremente unos 22 millones de guanacos. A principios del siglo XX quedaban unos 7 millones, y en ese entonces, los ganaderos de Santa Cruz convocaron a una erradicación total de la especie, con el argumento de la competencia con sus ovejas. Actualmente vive 1 guanaco por kilómetro cuadrado y argumentan que es plaga.

    La Argentina posee más del 9% de la existencia mundial de guanacos. La mitad de ellos se encuentran en la Patagonia austral; es decir, en las Provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

    Según un censo aéreo que se realizó en 2002, el INTA estimó que la población silvestre de la Patagonia es de 401.613 guanacos, de los cuales 223 mil animales viven en Santa Cruz.

    Según los estudios realizados entre los años 1995/98 por distintos investigadores, este animal es apto para sobrevivir en condiciones climáticas y alimentarias extremas, pero por diversas causas las poblaciones de guanacos han tenido una importante disminución numérica desde fines del siglo XIX.
     


    Llegó la oveja

    El Biólogo Santiago G. de la Vega puntualiza que el 18 de septiembre de 1888, un grupo de pioneros inicia desde Río Negro un gran arreo hacia zona del Río Coyle, sureste de Santa Cruz.

    El naturalista Enrique Burmeister los encontró en enero de 1889 bordeando el Río Chico, y refiere que llevaban cerca de 5.000 cabezas, entre ovejas y carneros.

    Desde los inicios, se sobrestimó la capacidad de carga de los campos. En Santa Cruz, de 1895 a 1914 el número de cabezas se disparó de aproximadamente 370.000 a cerca de 4 millones. Y en 1952 el número de ovejas que vivían en Patagonia llegó a 22 millones.

    En el año 2000 en la provincia de Santa Cruz se contabilizaron 2 millones de cabezas de ovinos y solo 214 mil guanacos.

    El aumento creciente de cabezas de ovinos, la construcción de alambrados, caminos y otras vías de comunicación ayudaron a la retracción de las poblaciones de guanacos.
     


    Guanacos / ovejas

    Esperanza C. Iranzo Sanz, Máster en Ecología explica que, "El guanaco al llevar coexistiendo miles de años, ha podido desarrollar mecanismos evolutivos de especialización que permiten la coexistencia con la oveja minimizando la competencia interespecífica".

    Los investigadores R. Hofmann; B. Baldi y S. Puig determinaron que "Desde el punto de vista trófico, es un herbívoro oportunista que puede actuar como pastador o ramoneador dependiendo de la disponibilidad de alimento (consumidor intermedio).

    En Chile el solapamiento encontrado entre ambas especies (guanaco y oveja) fue pequeño, por lo que no se puede hablar de que exista competencia en cuanto al uso de los hábitats.
     


    Erosión patagónica

    El Ing. Agrónomo Alberto Soriano, investigador del CONICET, se dedicó a estudiar la Fisiología Vegetal y la Ecología de regiones desérticas advirtiendo sobre el gran impacto causado en la estepa patagónica por décadas de sobrepastoreo, en una zona de suelos frágiles con falta de agua, escasa vegetación y clima extremo.

    Soriano señaló, "que las ovejas son bastante selectivas en lo que comen, y prefieren los pastos más palatables". Por lo tanto a medida que la cobertura vegetal disminuye, el proceso erosivo llega a potenciarse, ya que aumenta la evaporación del agua del suelo y el porcentaje de radiación del sol que se refleja.

    La erosión creciente que cubren más de 85.000 km2, en su mayoría en Santa Cruz, se lleva materia orgánica, nutrientes y semillas del suelo.

    Se considera que el 80 % de la superficie de la estepa sufre procesos de desertificación variables entre niveles medio y muy grave.

    Entonces Soriano se pregunta ¿Estaba adaptada la estepa para soportar tanto pastoreo?.

    Parece ser que la prolongada historia evolutiva del Guanaco como herbívoro, habría generado en las plantas cierta capacidad de adaptación y resistencia. Al menos, a diversas especies. Es decir, de no haber existido tantos guanacos en el pasado, el soprepastoreo ovino habría afectado más aún a la Estepa Patagónica en su conjunto.

    Las dietas de los guanacos hacen sostenible los ecosistemas patagónicos ya que se alimentan de diferentes plantas según la región y la época del año. Por ejemplo comprobó que en el distrito Occidental patagónico, entre el 55 al 80 % de la dieta del guanaco se compone de arbustos (el yuyo moro, el neneo, el calafate, etc.); en cambio más del 80 % de la dieta de la oveja son pastos, variando según la estación.
     


    Titulares

    Actualmente, muchos ganaderos piden "la cabeza" del guanaco.

    Asombra leer estas frase en diferentes periódicos: "Ahora la superpoblación de estos animales producen accidentes y matan familias en las rutas". El que viaja en auto a "Buenos Aires, y circule a 80Kms/h es una idiotez" "convengamos que una velocidad de entre 120 y 130 kms es la normal para los autos de hoy"

    "Entonces lo que habría que hacer, es exigirle a los propietarios lindantes con las rutas que alambren los campos con el tendido olímpico de 3 mts para impedir que guanacos y avestruces salgan a la ruta a matar gente".

    Cabe preguntarse, la obligación de controlar las rutas no las tiene el gobierno.

    Para justificar la matanza y faenamiento argumentan "la enorme super-población de guanacos que hay en la provincia" y que no es tal; y modificar la jurisprudencia ya que actualmente "la ley prohíbe la caza y faenamiento de este animal".

    El 18 de mayo de 2011 un artículo periodístico resaltaba: "Los guanacos y los choiques matan gente". Los animales cruzan la ruta, sin ningún tipo de control ni previsión por parte de las autoridades de la provincia, produciéndose varios accidentes en las rutas de Santa Cruz.

    El 13 de diciembre del año pasado se leía en un medio periodístico de Santa Cruz "Maten la cantidad que quieran", es la frase que dispara cualquier ganadero de la zona, al que le ofrezcan cazar guanacos en sus campos.
     


    Recomendación

    Según el Libro Rojo de Especies Amenazadas de la UICN (versión 2010.2.) se encuentra con "preocupación menor" y su población "estable". A partir del año 1992 el guanaco ha sido incluido en forma definitiva en el Apéndice II de la Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Flora y Fauna Silvestre (CITES). La categorización surge como una recomendación primaria del comité de Fauna hacia la Argentina. A nivel nacional es considerado "Potencialmente Vulnerable" según (Canevari y Vaccaro, 2007).

    En Chile tiene la categoría "Vulnerable", y en Bolivia los estudios indican que el guanaco de la región altoandina y puna estaría extinto en estado silvestre.

    En la Comunicación Técnica Nº 109 producida por el INTA Bariloche los estudios dan la siguiente información y recomendación:

    El total de guanacos estimado para toda la Patagonia estudiada fluctúa entre 401.612 y 455.446, según el método de cálculo utilizado.

    En algunas áreas puede haber una reducción en el número de individuos, pero como el ambiente (biozona) tiene una gran superficie, esto no afecta sustancialmente el cálculo del número total de guanacos las densidades calculadas para las provincias de Santa Cruz y Chubut (1,39 y 0,85 guanacos/km2).

    Las distribuciones encontradas sugieren que las poblaciones tienden a concentrarse. Es allí, donde deberían volcarse los esfuerzos de conservación orientados hacia el manejo sustentable de esta especie. En las áreas con densidades más reducidas el esfuerzo debería orientarse hacia la preservación del recurso.
     


    Matanza de guanacos

    Video: En tres minutos usted podrá ver como permiten cazar guanacos en Santa Cruz. Quien controla esta salvaje actitud y falta de ética.

    http://chacododteam.foroactivo.com/t1143-algunas-fotos-de-caceriasanta-cruz
     


    Conclusión

    "Del asesinato de animales al asesinato de personas solo hay un paso". León Tolstoi.

    "Un país se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales". Mahatma Gandhi.  


    Créditos:

     



     
    Indice
    Ecología
    Página Principal